«Dar sentido al espacio o a alguna de sus figuraciones es consustancial a la imposición de unos límites, supuestamente definitivos o modestamente inestables y parciales, en constante negociación. Todo lugar es precisamente espacio por la imposición de unos horizontes. »
-La poética del horizonte
Nil Santiáñez

 

Esta serie es análoga al proyecto De-composiciones, pero en lugar de abocarse a la naturaleza como estadio espiritual se enfoca en el espacio natural intervenido por la mano humana. Utiliza también la composición como medio de abstracción y alejamiento del sujeto inmediato de la fotografía, pero al ser este sujeto una manufactura, un producto humano, es imposible un desprendimiento total. En su lugar busca explorar lo que imposibilita dicho desprendimiento, es decir: el grado de reconocimiento del espacio artificial como “otra naturaleza” ya que constituye, de manera definitoria, un hábitat y espacio propio.

Un elemento predominante en esta serie es el horizonte, que aparece en la mayoría de las fotografías. Ya sea un horizonte urbano o aquel en el que aparecen discretamente objetos manufacturados que atestiguan que dentro de ese espacio específico la naturaleza ha sido dominada o es cautiva. También es importante la concepción de dicho horizonte como confín o límite lo cual le permite cumplir dos funciones dentro del planteamiento de la serie. La primera es definir el espacio que se ha de explorar delimitándolo. La segunda función consiste en hacer manifiesto el lugar preciso donde se encuentra dicha frontera ya que es ahí donde coinciden ambas naturalezas, en ocasiones confluyendo armónicamente y en otras con un alto grado de tensión.